top of page

Ampliar la perspectiva

Actualizado: 10 nov 2023

En los últimos meses percibo un clima social de desesperanza. Además están muy presentes la tristeza y la frustración. El clima político, los indicios que apuntan hacia una nueva crisis, las noticias sobre el cambio climático… Todo esto y mucho más genera, desde mi punto de vista, esta sensación de que como sociedad no vamos bien.



El caso es que construimos nuestra vida en base a historias. Todas las personas creamos una narrativa sobre quienes somos, nuestra vida y lo que nos ha ocurrido a ella. Todos nos hemos encontrado con personas que han vivido la misma experiencia y la cuentan de una manera muy diferente. Esto tiene que ver con que cada cual se cuenta el mundo desde su perspectiva. Por nuestra biología, nuestra emocionalidad, nuestra manera de pensar y nuestra historia. No te cuentas lo mismo al entrar en un hospital si has estado gravemente enfermo que si es la primera que entras en uno y vas a ver a una amiga que se ha roto una pierna. ¿A que no?


Pues bien, las historias que nos contamos, o cómo interpretamos el mundo, condicionan nuestro día a día. En el Coaching Ontológico revisamos esas historias y vemos cuáles de ellas nos sirven para nuestro buen vivir y cuáles no. 


Reflexionando sobre esta sensación de desesperanza en la sociedad actual, veo que a mi no me está sirviendo esta forma de contarme la historia. Me acuerdo de la serie Chernóbil que vi este verano. Atención, alerta de spoiler. La primera parte de la serie trata sobre la incapacidad y el afán de poder de unos cuantos, que provocan la catástrofe que ya conocemos. Según va avanzando la trama, aparecen muchas personas, pero muchas, que hacen que la catástrofe no vaya a más. Muchas de esas personas mueren intentándolo. 


A mí me ayudó a ampliar mi perspectiva sobre lo que había ocurrido allí y cómo, gracias a miles de personas, Europa no se había convertido en un desierto nuclear. Ahora me cuento la historia sobre Chernóbil de una manera diferente.


Mientras la mujer de la foto que ilustra este post está poniéndose a salvo del agua en Venecia, muchas otras personas están ayudando a aquellas que no pueden valerse por sí mismas. Mientras sentimos desesperanza por el devenir de la sociedad, muchas personas están equilibrando la balanza. Si ampliamos la perspectiva podemos ver que hay posibilidades en nuestra vida personal, en la sociedad, en el trabajo, etc… Sólo hay que cuestionarnos la historia que nos contamos y ponerse manos a la obra. 


Eso sí, nadie dijo que fuera fácil.

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Комментарии


bottom of page